© 2014 by  HispanoPolska

 

         PRIVACIDAD

       

        AVISO LEGAL       

Suscríbete 
Archivo
Please reload

Entradas destacadas

Escritores polacos a la conquista del mundo

August 13, 2017

1/7
Please reload

Buscar por tags

Bugs Bunny y sus genes polacos

¿Qué tienen en común <<Casablanca>>, <<Matrix>>, <<Batman>> y <<Harry Potter>> con los divertidísimos dibujos animados con Bugs Bunny como protagonista? Estas producciones de tanto renombre son obra, ni más ni menos, que del gigante cinematográfico Warner Brothers Studios, compañía fundada hace 96 años por cuatro hermanos procedentes de un pequeño pueblo en....Mazovia (Polonia). La realización de su sueño americano comenzó con el empeño del reloj del padre y la venta del único bien que éste les dejó en herencia – caballo llamado Bob, lo que les permitió comprar un proyector.

 

20 años más tarde nacía la productora de cine de la que salió la primera película hablada de la historia y la que hoy en día trabaja con estrellas del calibre de Clint Eastwood o Mel Gibson.

Casi 7 mil largometrajes, 36 mil de producciones televisivas, 14 mil películas de dibujos animados, incluidos 1500 cortometrajes animados... los logros de la Warner Bros, una de las productoras más grandes del mundo, son incuestionables. Cabe señalar también su aportación al desarrollo del formato DVD, de cuya utilidad en el gremio del cine no hace falta convencer a nadie.

 

¿Warner o Wrona (<<comeja>> en polaco)?

Todo comenzó en XIX en Krosnosielc, un pueblo de Masovia, donde nacieron Aaron, Szmul y Kirsz, hoy conocidos como Albert, Sam y Harry. Se cree que el apellido original de los hermanos era... <<Wrona>> (comeja), aunque también hay quienes dicen que <<Wonsal>>.

En torno al apellido existe una anécdota según la cual el apellido Warner seria puesto en el expediente de la familia Wrona (o Wonsal) por el funcionario de la Oficina de Inmigración con el previo comentario: <<¿Qué te vas a complicar con este apellido tan extraño?>>

 

En el año 1890 la familia emigró de Polonia a Canadá y más adelante se mudó a Ontario y Pensylvania. Dos años más tarde nació el cuarto de los hermanos – Itzhak o Jack Leonard. Pero antes de que eso ocurriese, sus hermanos vendieron al caballo Bob y compraron su primer proyector. Éste era el principio del negocio.

El siguiente paso fue la fundación del teatro <<The Cascade>>. Albert y Harry vendían las entradas, Sam ponía en funcionamiento el proyector y Jack, acompañado de su hermana Rose al piano, entretenían a los espectadores. El hecho de que la productora ha permanecido hasta hoy es prueba evidente de lo acertado del negocio. Los beneficios permitieron a los hermanos seguir con sus sueños cinematográficos mientras que el más pequeño Jack seguía creciendo hasta alcanzar la edad suficiente para unirse a la compañía. Juntos en el año 1912 comenzaron la producción de películas para unos años más tarde aparecer en Hollywood. En este reino del cine el día 4 de abril del año 1923 crearon la compañía Warner Brothers Studios.

 

¿Quién querría oír la voz de los actores?

 La compañía evolucionó muy deprisa obligando a los hermanos a dividir las distintas responsabilidades entre sí. Harry ocupó el puesto del director general, Albert el del tesorero, mientras que Sam y Jack se encargaron de la producción. Fueron precisamente los hermanos Warner quienes produjeron la primera en la historia del cine película hablada (1927) titulada <<El cantante de jazz>>. En la víspera del estreno Harry preguntaría a sus hermanos <<¿Quién, diablos, querría oír hablar a los actores?>> La producción fue todo un éxito, sobre todo para Sam, genio autodidacta en el campo de la mecánica y nuevas tecnologías, a quien se le ocurrió la idea de producirla tras ver <<Gran asalto al tren>>. Pero el éxito le constó muy caro, pues el día antes del estreno murió de agotamiento. Más adelante sería galardonado, junto con sus hermanos, con un Óscar, por sonorizar el cine. Muerto precipitadamente, a los 40 años, Sam Warner recibió más adelante su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

 

Entretener, enseñar y educar

Los hermanos mantenían una vida enmarcada por normas morales determinadas por su religión - judaismo. Nunca olvidaron quiénes eran y lo duros que habían sido los principios como inmigrantes y tampoco de las veces que fueron obsequiados con la amabilidad de las personas. Es por este motivo, por el que no dudaron en prestar su ayuda al ejército estadounidense durante la II Guerra Mundial, así como en apoyar a distintas organizaciones humanitarias. Cada uno fue una persona única, muy respetada y reconocida por sus logros.

 

Era una de las mejores personas que conocí. Trataba a todo el mundo por igual, ya fuera un portero o un famoso. Se tomaba muy en serio todo lo que hacía. Era consciente de la responsabilidad que recaía sobre los cineastas. Se podría decir que él y sus hermanos fueron los primeros en la historia cineastas conscientes socialmente – recordaba en una entrevista la nieta de Harry - Cass Warner - durante su visita a Polonia. - Amaba lo que hacía. Viajaba mucho, tenía inquietudes y era muy consciente de lo que ocurría en Europa durante la guerra.

 

Al igual que Sam, también Harry y Jack recibieron sus estrellas en el Paseo de la Fama. Jack fue el más longevo de sus hermanos, alcanzando la edad de 86 años, quien en el año 1956 fue nombrado presidente de la compañía cuando sus hermanos le cedieron sus acciones. 8 años más tarde recibió un Óscar por la producción de la película <<My Fair Lady>>. En el año 1967 vendió sus participaciones a la canadiense Seven Arts.

 

Curiosidades:

Los hermanos Warner fueron pioneros no solamente en sonorizar al cine*, sino también en introducir a la pantalla las estrellas de cuatro patas, respondiendo así a las demandas de los más pequeños. Sus dibujos animados con Bugs Bunny o Pato Lucas como protagonistas son universales y siguen dibujando sonrisas no solamente en niños, sino también en los representantes de otras generaciones. Y la frase de la compañía <<Entretener, enseñar y educar>> sigue actual hoy en día.

 

De parte de la traductora/ Décadas después en la Biblioteca del Congreso de los EEUU se encontrarían pruebas de que la primera grabación sonora en la historia se había realizado cuatro años antes, cuya protagonista era Doña Concha Piquer. En cualquier caso, la cinta con su actuación es de tan solo once minutos, mientras que <<El cantante de jazz>> es un largometraje. Por lo que sería razonable considerar que en efecto la primera grabación sonora en la historia del cine sería la de Concha Piquer, pero al ser tar corta, el calificativo de la <<primera película (largometraje) sonora de la historia>> es más propio de la película de los Warner.

 

Traducción: Marta Jasiñska

Fuente: periódico Angora, nº 18,  1 de mayo de 2011, título original: "Polskie korzenie królika Bugsa" escrito por Aneta Jamroża

Fotografías: fuentes oficiales 

Reservados todos los derechos sobre la traducción

 

 

Please reload

Entradas recientes

April 15, 2016

January 17, 2016

May 1, 2013

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now